T: +34 657 368 948 E: ignaciofando@gmail.com

… y ese, que “ase”?

04/03/2013- 10/03/2013

Las tardes se van alargando, como las sombras al declinar el sol…

Llevaba toda la tarde buscando esa imagen que valiera la pena el esfuerzo de haber salido dejando atrás un ingente cúmulo de trabajo, para qué negarlo, mucho más desagradable que darse un paseo cámara en ristre. Después de un “piquislabis” en la asociación de pescadores de la caleta y ya con el lorenzo a puntito de despedirse me doy de bruces con mi silueta recortada frente a la fachada de la facultad de … y justo delante mío, una madre con su hija me van a dar el argumento para realizar una foto un tanto inquietante.

Siguiendo la interpretación simbólica que numerosos comentaristas hicieron de La maravillosa historia de Peter Schlemihl, donde se narra la historia de un hombre que perdió su sombra, como la pérdida de determinación, aquí podemos apreciar cómo del grupo de sombras que sigue la acción (casi fuera de encuadre) la del fotógrafo es la más definida, pero no por ello “natural”. Si bien la madre y la hija componen una figura dinámica, en su proyección en la pared forman una masa informe y rígida y lo que las sigue, aunque podamos apreciar una forma humana sin mucho esfuerzo, nos intranquiliza pues no tiene pies, no se une a figura alguna…y los zapatos?

La mirada de reojo de la niña junto con la débil unión de las manos potencia la sensación de voluntad de girarse del todo y abogar por su perseguidor… en este caso su sombra se definiría confrontándose con la de su amenazante perseguidor.
_DSC0521

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>